¿Cómo ducharse con un nuevo tatuaje?

Cómo ducharse con un nuevo tatuaje

Hacerse un nuevo tatuaje es una experiencia emocionante, especialmente si es la primera vez que te lo haces. Sin embargo, en medio de toda la emoción, llega un momento en el proceso de tatuaje en el que dejas de pensar en el propio tatuaje y empiezas a pensar en cómo vas a cuidarlo correctamente. No es ningún secreto que el régimen de cuidados posteriores, así como el hecho de que te adhieras o no a él de forma adecuada, puede hacer que tu tatuaje recién adquirido se convierta en un éxito o en un fracaso.

Todos los tatuadores te aconsejarán sobre lo que debes hacer en general cuando te hagas el tatuaje. Sería beneficioso que mantuvieras el tatuaje limpio, pero sin excederte con la limpieza. Manténgalo hidratado, pero no demasiado. Todo parece ser bastante complicado, y todo el proceso de cuidado posterior se ve sometido a una gran tensión durante la primera semana de recuperación.

Sin embargo, hay una cosa que los artistas del tatuaje no revelan a sus clientes a no ser que pregunten específicamente sobre ello: ducharse y bañarse con un tatuaje reciente. Podrían decir algunas palabras sobre que no se debe nadar, pero ¿qué pasa con otras actividades en las que se está expuesto al agua, como ducharse o bañarse?

Así que, en los siguientes párrafos, te pondremos al corriente de toda la información que tu tatuador se olvidó de transmitir o de la que simplemente te interesa saber más. Así que, sin más preámbulos, pongamos en marcha este espectáculo.

Todo lo que debes saber sobre la ducha después de tatuarte

Cómo ducharse con un nuevo tatuaje 1 1
https://www.instagram.com/p/CR4hxJJNlj1/

¿Puedo ducharme cuando tengo un nuevo tatuaje?

Respuesta: Sí, puedes ducharte mientras sigues luciendo un tatuaje nuevo. No sólo puedes ducharte después de hacerte un tatuaje, sino que debes ducharte después de hacértelo. Al fin y al cabo, no querrás ir por ahí sucio mientras tratas una herida delicada y abierta, ¿verdad?

Sin embargo, aquí está el truco: no podrá ducharse inmediatamente.

El proceso de cicatrización de tu tatuaje vendrá determinado por su curación durante las primeras 24 a 48 horas tras su aplicación. Sería conveniente que te abstuvieras de jugar con el tatuaje y de exponerlo al agua directamente durante ese tiempo.

Esto se debe a que el tatuaje o la herida tiene que empezar a cerrarse lo antes posible. En primer lugar, hay que limpiar el tatuaje de toda la tinta, sangre y plasma sobrantes antes de que pueda comenzar el proceso de curación. A continuación, el tatuaje puede requerir un pequeño lavado, después del cual habrá que dejar que se seque completamente. Todo esto debe ocurrir durante las primeras 24 a 48 horas, así que por favor sea paciente durante este tiempo.

¿Cuándo debo ducharme después de hacerme un tatuaje?

Después de hacerse un tatuaje nuevo, puede ducharse por primera vez al día siguiente de hacerse el tatuaje. Esto puede tardar entre 12 y 48 horas. El tatuaje puede ensuciarse después de una noche en la que brota sangre y tinta. Para asegurarse de que su tatuaje se cura correctamente, debe darle un lavado suave con jabón antibacteriano y agua tibia después de cada aplicación.

Después de 48 horas, tu tatuaje debería poder exponerse al agua, pero sólo una o dos veces al día como máximo. Es fundamental evitar exponer el tatuaje al agua durante períodos prolongados durante la primera semana. Esto evitará que el tatuaje se seque y se cree una nueva capa de piel en la zona que lo rodea. En esta situación, tu tatuaje podría infectarse.

También le pedimos que evite las actividades que le hagan sudar, como hacer ejercicio, correr, etc. Las bacterias que transporta el sudor pueden contaminar los tatuajes. Además, el sudor impide que el tatuaje se seque, lo que aumenta el riesgo de infección. Si tienes que quedarte con paseos cortos y movimientos tipo yoga que te mantengan activo sin generar una sudoración excesiva y elevar tu temperatura corporal, sigue estas pautas:

Entonces, ¿cómo puedo ducharme sin interferir con el tatuaje?

He aquí algunas sugerencias esenciales que hay que tener en cuenta al bañarse con un tatuaje reciente:

  • Durante la ducha o la limpieza del propio tatuajeSi no se ha realizado un tatuaje, es necesario ducharse con él o lavarlo con un jabón moderado, antibacteriano y sin perfume. Procura tener cuidado con el tatuaje y evita presionarlo o frotarlo. Utiliza sólo agua tibia durante el lavado inicial del tatuaje y evita hacer demasiada espuma con el jabón.
  • Para facilitar la toma de una ducha más largaEn el caso de los tatuajes en proceso de cicatrización, puedes aplicar una ligera capa de vaselina para permitir una sesión de ducha más prolongada. Esto debería proteger el tatuaje de ser dañado por el agua o los jabones más agresivos. Cuando hayas terminado de ducharte, asegúrate de retirar la capa de vaselina del tatuaje y de lavarlo con cuidado. La vaselina no debe usarse de ninguna otra manera, ya que obstruirá el tatuaje, impedirá que se seque y quizás cause una infección si se usa de forma incorrecta.
  • Una toallita o esponja vegetal no deben usarse porque, aunque los usemos para limpiarnos, están llenos de bacterias y gérmenes y no deben usarse.
  • ¿No es asqueroso? Por ello, evite ducharse con estas sustancias para evitar que el tatuaje se contamine. Se recomienda ducharse con las manos hasta que el tatuaje esté completamente curado. Además, asegúrese de utilizar una toalla o estropajo fresco y limpio en esta situación.

Es mejor no rociar directamente sobre el tatuaje.

Evite que la presión del agua caiga directamente sobre el tatuaje cuando se duche. Si es posible, colóquese bajo la ducha y deje que el agua fluya sobre la zona tatuada hasta que se chamusque.

No debes afeitar la región tatuada; nunca debes afeitar una herida abierta, que es lo que era tu tatuaje cuando se aplicó por primera vez.

Ten paciencia y deja que el tatuaje se cure por completo antes de afeitar delicadamente la zona que lo rodea.

¿Puedo bañarme después de hacerme un tatuaje?

Como se ha dicho anteriormente, es esencial tomar duchas breves y evitar exponer el tatuaje a una humedad excesiva durante un periodo prolongado. Ducharse está bien, pero sumergir el tatuaje en agua no es una medida inteligente. Por lo tanto, evita sumergir el tatuaje en agua hasta que se haya curado por completo.Además de impedir que tu tatuaje se seque y cure correctamente, la humedad excesiva también puede provocar una infección en el tatuaje, que puede ser mortal.

Hay que tener en cuenta que lo mismo ocurre con la natación. Debe evitarse nadar hasta que el tatuaje haya cicatrizado por completo, lo que debería llevar al menos tres semanas. Sumergir el tatuaje bajo el agua durante un periodo de tiempo más prolongado puede impedir que cicatrice correctamente e incluso puede hacer que todo el proceso se prolongue, lo que podría provocar una infección.

¿Qué debo hacer con mi tatuaje después de ducharme?

Después del baño, el tatuaje debe retirarse cuidadosamente de la piel.

En primer lugar, si has aplicado vaselina en el tatuaje para protegerlo del agua, asegúrate de enjuagarlo bien y lavar el tatuaje con agua tibia después.

Cuando hayas terminado de bañarte, asegúrate de golpear ligeramente el tatuaje con un paño, una toalla suave o incluso una toalla de papel para eliminar el exceso de humedad. Evita hacer movimientos rápidos, frotar de forma agresiva u otros comportamientos similares. Ten cuidado al presionar el tatuaje contra la piel para asegurarte de que se recoge el exceso de humedad.

Ahora que tu tatuaje se ha secado, es fundamental ayudarle a recuperar sus propiedades naturales de hidratación. Puedes hacerlo aplicando una loción suave y sin perfume o manteca de karité en tu piel. Es fundamental utilizar la loción una o dos veces al día, sobre todo si el tatuaje se está pelando o pica, para evitar daños mayores. Hasta que el tatuaje esté curado, la loción seguirá siendo tu mejor amiga.

A continuación te presentamos algunas de nuestras cremas y lociones favoritas para el cuidado posterior de los tatuajes:

Pomada para el cuidado del pañal Bepanthen está diseñado para cuidar la piel sensible, como la piel tatuada, y está recomendado por los dermatólogos. Debido a la presencia de vitamina D5 en la receta, es suave y promueve una curación más rápida del tatuaje. La pomada no incluye fragancias, conservantes ni colorantes.

Su tatuaje será atendido en un instante con Bálsamo Cicaplast de La Roche-Posayque actúa en segundos. El bálsamo está diseñado para reconfortar la piel tratada, agrietada, deshidratada o seca. Ayuda a mantener la barrera natural de la piel al tiempo que la mantiene hidratada. El bálsamo contiene manteca de karité, glicerina y pantenol, que ayudan a mantener la piel hidratada y a evitar que los tatuajes se infecten.

Bálsamo para tatuajes de Brooklyn Grooming - Este bálsamo ha sido creado principalmente para el tratamiento de los tatuajes. Es nutritivo y rejuvenecedor, y es beneficioso para la hinchazón, la descamación del tatuaje, la irritación y el picor, entre otras cosas. Para elaborar el bálsamo se utiliza cera de abeja, aceite de sésamo, manteca de karité y aceite de semillas de cáñamo. Después de la ducha, el bálsamo ayuda a acelerar la curación del tatuaje al mantener la piel hidratada.

Otros factores a tener en cuenta:

  • No entre en contacto con el tatuaje hasta que se haya lavado bien las manos.
  • Evita tomar el sol y asegúrate de utilizar un protector solar de alto FPS siempre que tu tatuaje esté expuesto al sol, especialmente en verano (rayos UV).
  • Es importante no rascarse el tatuaje mientras se cura para evitar infecciones. Además de provocar una infección (ya que estás propagando las bacterias de tus dedos y uñas al tatuaje), hurgar y pelar el tatuaje prolongará el proceso natural de curación.
  • Si tienes un tatuaje, evita ponerte productos químicos fuertes, ya sean químicos o físicos. Por ejemplo, aléjate de las lociones pesadas y perfumadas, de las toallas ásperas y de la ropa y los lienzos abrasivos.
  • Durante la fase de cicatrización, absténgase de aplicar vaselina sobre el tatuaje. Sólo debes utilizar vaselina cuando te duches para proteger tu tatuaje de la humedad. A pesar de ello, debes limpiar adecuadamente el tatuaje para eliminar los restos de vaselina.
  • Comprueba que tu tatuaje no se está secando. Procura encontrar un equilibrio entre la humedad y el secado natural del tatuaje. El ejercicio excesivo puede causar inflamación y enfermedades en el cuerpo.
  • Una vez que tu tatuaje se haya curado por completo, evita utilizar jacuzzis, piscinas o estar en el agua en general. Estos lugares pueden exponer tu tatuaje a los gérmenes, y el contacto continuo con la humedad puede provocar una infección en el tatuaje.

6 preguntas frecuentes sobre cómo ducharse con un nuevo tatuaje

Olvídate de esas leyendas urbanas sobre lo que ocurre cuando te duchas después de hacerte un tatuaje; son completamente falsas. No se va a borrar. Ducharse mientras se luce un nuevo tatuaje es completamente seguro si se siguen unas sencillas medidas.

A continuación, le ofrecemos algunas sugerencias para afrontar el tiempo de la ducha si tiene tinta nueva.

¿Cuándo podré ducharme?

Esto depende de que el artista cubra tu tatuaje y del tiempo que te recomiende mantenerlo cubierto.

Será necesario esperar a que el tatuaje se elimine antes de ducharse si el tatuaje está cubierto por un plástico o un trozo de venda ordinaria. Dependiendo de la ubicación y el tamaño de la tinta, esto puede llevar de una a veinticuatro horas.

Siempre que sigas las instrucciones del artista y dejes el vendaje puesto durante el tiempo especificado, deberías poder ducharte siempre que tu artista utilice un vendaje impermeable de grado médico, como Saniderm.

¿Hay algo que deba hacer de forma diferente mientras me ducho?

Sí,

Aunque el tatuaje se humedezca un poco, no debe sumergirse en agua ni exponerse al agua corriente durante mucho tiempo.

Dúchate lo mínimo posible y ten cuidado con tu piel para no agravar tu piel recién tatuada.

Esto significa que hay que prescindir de la esponja o de la toallita, al menos en lo que se refiere a la zona tatuada. No pasa nada por frotarse en otro sitio. Aparte del hecho de que son abrasivos en la piel recién tatuada, los estropajos, las esponjas y las toallitas pueden albergar gérmenes, aumentando la probabilidad de contraer una enfermedad.

Sólo se debe lavar suavemente la región afectada con un jabón suave y sin perfume. El uso de productos que contengan alcohol o determinadas sustancias puede irritar y resecar la piel. Esto puede provocar cicatrices y retrasar el proceso de curación.

Evita dirigir el chorro directamente a la zona entintada, a menos que tengas una presión de agua realmente fuerte. Si te pones debajo de la ducha y dejas que el agua te bañe o utilizas las manos limpias para aclarar el tatuaje, puedes hacerlo siempre que no te quedes más tiempo del necesario.

 

¿Qué pasará después?

Es importante recordar que el tacto sólido y los productos químicos fuertes son perjudiciales. El uso de un toque delicado y de productos suaves es beneficioso.

Utilizando una toalla limpia o una toalla de papel, secar suavemente la zona. A continuación, aplica una fina capa sobre la zona con una ligera capa de pomadas hidratantes sin perfume, como Aquaphor o A & D cream. Esto ayuda a evitar que la piel se reseque al tiempo que crea una capa protectora sobre ella.

Durante el proceso de curación, la importancia de hidratar y humedecer tu tatuaje tendrá prioridad sobre la conservación del mismo. Podrás pasar de la pomada a la loción en lugar de la crema. La hidratación de la piel ayuda a evitar que se reseque y se irrite.

En cuanto a la loción, al hacer su selección, querrá ceñirse a una loción sin perfume que no incluya alcohol.

¿Puedo bañarme?

No.

El hecho de que tu tatuaje sea una herida abierta significa que bañarlo en agua podría exponerlo a microorganismos y aumentar la posibilidad de que se produzca una infección. El remojo también puede hacer que la piel se reseque, lo que puede provocar grietas y hacerla más propensa a la infección y la cicatrización.

En la medida de lo posible, evite sumergir o dejar húmedo su tatuaje durante un periodo de tiempo prolongado después de haberlo aplicado.

Esto significa no nadar ni sentarse en bañeras, jacuzzis, piscinas u otras masas de agua durante al menos dos semanas después de la intervención (o durante el tiempo que recomiende su tatuador).

 

¿Cuál es la mejor manera de saber si mi tatuaje está completamente curado?

Tu tatuador te aconsejará sobre la duración de la fase de cicatrización y las actividades que debes y no debes realizar durante este periodo.

En 2 ó 3 semanas, la capa externa de la piel se habrá curado, y la región parecerá y se sentirá como si estuviera completamente curada.

Los tatuajes penetran más profundamente que la capa superficial de la piel, así que no vayas a por tus sales de baño o a ponerte el bañador todavía. Algunas personas pueden tardar hasta seis meses en recuperarse.

El tiempo que tarda tu tatuaje en cicatrizar correctamente viene determinado por el tamaño del tatuaje, su ubicación, tus hábitos de vida y los cuidados posteriores.

Cuanto mejor siga las recomendaciones de cuidados posteriores que se le proporcionen, antes podrá recuperarse.

 

¿Cuál es la mejor manera de saber si algo va mal?

No es raro que la piel en la que se ha aplicado un tatuaje tenga un aspecto y una sensación de estar en carne viva poco después de la visita. Es normal que durante los primeros días se produzcan enrojecimientos, costras y una clara filtración.

Aproximadamente de 2 a 3 días después, lo más probable es que vea alguna descamación, sobre todo en la ducha. Esto es totalmente típico en este momento. Sin embargo, no acelere el proceso arrancando o pelando la piel, ya que esto podría dar lugar a cicatrices o decoloración.

Si tu tatuaje se deja húmedo durante un periodo prolongado, puede empezar a hacer burbujas. Por eso es fundamental que reduzcas el tiempo que pasas en la ducha y que te seques bien la piel con palmaditas una vez que hayas terminado de lavarlo.

Cualquier cambio adicional en la piel puede ser síntoma de que el tatuaje no está cicatrizando correctamente, de que está infectado o de que está teniendo una reacción alérgica a algo.

Si ves alguna de las siguientes señales rojas, debes consultar a tu tatuador:

enrojecimiento que dura mucho tiempo.

  • Piel hinchada o inflamada
  • Líquido o pus que gotea
  • sangrado
  • Picor o urticaria extrema
  • decoloración

Si adquiere algún indicio de infección, como los siguientes, busque atención médica inmediatamente.

  • fiebre
  • escalofríos
  • malestar que se amplifica o extrema.
  • piel confortable al tacto.
  • enrojecimiento aumentado o grave, así como enrojecimiento que va más allá de la zona del tatuaje.
  • Tener un sarpullido que pica, se enrojece y se llena de bultos en el tatuaje y alrededor del mismo
  • tatuajes que tienen llagas abiertas.

La conclusión es la siguiente:

Ducharse después de hacerse un nuevo tatuaje no sólo es aceptable, sino que es esencial para una excelente higiene.

Las duchas no deberían interferir en el proceso de curación de tu nuevo tatuaje, siempre que sigas las pautas de cuidados posteriores proporcionadas por tu tatuador y evites frotar o mojar tu tatuaje con agua.

 

Por último, señalar que

Debes evitar ducharte con un tatuaje reciente el día que te lo hagas y durante las siguientes 12 a 24 horas. Una vez transcurrido ese periodo, debes ducharte y limpiar a fondo el tatuaje para eliminar los restos de tinta, sangre y plasma. Sin embargo, debes evitar excederte con el baño y la limpieza porque esto prolongará el proceso de curación y aumentará la probabilidad de que surjan problemas.

Debe evitarse nadar y bañarse hasta que el tatuaje se haya curado por completo. Eso es todo. Esperamos que este artículo te haya resultado valioso e instructivo. Consulta nuestros otros artículos relacionados para obtener más información sobre el tatuaje y sus instrucciones de cuidado posterior.

Hola, soy Kahraman SARIBAL y bienvenido a herotattoo.net Algunas personas encuentran fascinantes los tatuajes, mientras que otras no pueden vivir sin ellos. Aprende más sobre los tatuajes y su simbolismo/significado en mi blog (Hero Tattoo). Soy un gran aficionado a los tatuajes, y quiero ofrecer los mejores consejos e información posibles de la forma más interesante posible.

Dejar una respuesta:

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

Pie de página del sitio